Archivo de la categoría: Pienso, luego…

Inasequible al desaliento

Lo veía al pasar frente a la Consejería de Cultura, protestando a su aire, sin que nadie más que él conociera su causa. Allí estaba todas las mañanas, delante de la puerta, siempre sin compañía. Hasta que un buen día … Seguir leyendo

Publicado en Pienso, luego... | Deja un comentario

Incompetente consciente

Así me llaman. En la incompetencia inconsciente reside la felicidad, todo el mundo lo sabe, pero existe en mí una extraña fuerza que me empuja a dar un paso más, a tomar conciencia de lo incompetente que soy. Y es … Seguir leyendo

Publicado en Pienso, luego... | Deja un comentario

Crecepelos que no llegan

Ni siquiera el profesor Bacterio, una de las mejores mentes científicas de mi país, ha conseguido que Mortadelo críe pelo. Y en el resto del mundo los avances en este campo tampoco han sido para tirar cohetes. Vamos, que la … Seguir leyendo

Publicado en Pienso, luego... | Deja un comentario

Hacerse viejo

De todas las leyes universales, la relativa a la obligatoriedad de envejecer es la que peor llevo. Con diferencia. Me envenena no saber por qué hemos llegado a este mundo y por qué nos tenemos que ir, pero es el … Seguir leyendo

Publicado en Pienso, luego... | Deja un comentario

Nata con fresas

Deberían haber sido solamente fresas o, como mal menor, fresas con nata. Pero nunca nata con fresas. La de ayer fue una merienda excesiva se mire por donde se mire. Y no es la primera vez. Algo parecido me sucede … Seguir leyendo

Publicado en Pienso, luego... | 5 comentarios

Debilidades puretas

Se estila mucho lo de empeñar en Las Vegas, hasta me dijeron que había programas en la tele dedicados al asunto. Es una de las cosas que uno aprende cuando se acerca por allá. Reconozco que no esperaba encontrar negocios … Seguir leyendo

Publicado en Matt "El viajero", Pienso, luego... | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Ser español

Nos entreteníamos intentando adivinar la nacionalidad de los fulanos con los que nos cruzábamos. Era un pasatiempo al que mi socio Raúl y yo dedicábamos horas en nuestros paseos desde casa al Dragonara o al garito en el que jugábamos … Seguir leyendo

Publicado en Pienso, luego... | 2 comentarios

El organista de la catedral de Arequipa

Subí hasta el coro de la catedral para escuchar al organista sin molestar. Aunque después de un rato observándolo desde las alturas me di cuenta de que podría haberme quedado a su lado; tan enfrascado estaba en lo suyo que … Seguir leyendo

Publicado en Matt "El viajero", Pienso, luego... | Etiquetado , , | Deja un comentario

Hechos para echar de menos

Hasta la fecha nadie ha podido explicar por qué debe ser de esa manera, por qué cualquier tiempo pasado siempre fue mejor. Y esa es solamente una de las mil cosas que no entendemos y que quizá nunca lleguemos a … Seguir leyendo

Publicado en Pienso, luego... | Etiquetado | Deja un comentario

El día que Bruce Springsteen me habló

El día que Bruce Springsteen me habló me dio un brinco el corazón. Era al último tío que esperaba ver cuando eché mano del móvil para atender el pitido de la notificación. Pero allí estaba él, The Boss in person … Seguir leyendo

Publicado en Pienso, luego... | Etiquetado | Deja un comentario