Imaginad, Sicilia mil novecientos…

Así solía comenzar sus historietas Sophia Petrillo, la más cachonda de las chicas de oro. Sus compañeras de casa, empezando por su hija Dorothy, tenían dudas más que razonables sobre la veracidad de las batallas libradas por la abuela en sus años de mocedad, allá a comienzos del XX. Pero eso a sus fans nos daba igual, verdad o mentira lo importante es que eran divertidísimas.

Más o menos un siglo después voy a pisar la patria chica de Sophia. A la vuelta os cuento cómo sigue todo por allá.

Esta entrada fue publicada en Matt "El viajero" y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .