Vicios menores

Hace ya algunos años os puse al tanto de que sin vicio no puedo estar. Eso les pasa también a los de Reincidentes y a unos cuantos más que yo me sé. Somos muchos en realidad, ser vicioso no es nada original quiero decir.

Cuando uno deja de fumar se da cuenta de que los alimentos tienen sabores, cada cual el suyo. Después de una década enganchado a la nicotina redescubrir que no todo sabe a ceniza es un auténtico momentazo. Lamentablemente enseguida salta al paladar que el encanto de la lechuga y, en general, el de la comida saludable, no puede competir ni de lejos con el de los donuts de colores. Y en esas estoy ahora. No sé cuál es su composición ni me atrevo a averiguarlo, lo que sí os puedo contar es que los tipos de Krispy Kreme colocan en el mercado unos donuts de colorines que no necesitan frío para conservarse y a los que no se acercan ni las moscas; así de radiactivas son sus recetas. Y claro, están buenísimos y enganchan al primer mordisco.

Aunque no soy precisamente un científico tampoco soy tan tonto como para no darme cuenta de que me están matando poco a poco, pero no es fácil salir de este nuevo charco de aceite en el que me he metido. Y es que no solo te envenenan, además te engordan, y todo por el mismo precio. Un par de los que veis en la foto suman setecientas calorías en números redondos. Para quemar esa barbaridad de azúcar necesito trotar cincuenta minutazos a un ritmo que al menos me permita recorrer diez kilómetros, y eso me obliga a terminar con la lengua fuera. Sobra decir que, en cambio, zamparme dos donuts es un visto y no visto. ¿Por qué? ¿Por qué siempre es todo tan injusto? Bueno, según los físicos esa especie de maldición divina tiene bastante que ver con el hecho de que este universo nuestro tiende a desordenarse, e intentar poner un poco de cordura en medio del caos consume ingentes cantidades de energía. Si le preguntarais a una señora de mi pueblo sobre ese mismo particular simplemente os diría que hemos venido a este mundo a sufrir.

Esta entrada fue publicada en England y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.