Los de mi quinta

Para tratar de capear la crisis de la mediana edad me he mantenido alejado de espejos que me recuerden lo viejo que soy. Ya os conté en una entrada anterior que ese era mi plan. Y debo decir que no es tan difícil vivir sin ellos, yo me he ido manejando razonablemente bien en las últimas semanas. Nuestros antepasados cavernícolas nunca supieron lo que eran y fueron bien felices cazando y recolectando en taparrabos, sin ser esclavos de su imagen ni de las redes sociales. Puede hacerse.

Lamentablemente esta vida de troglodita sin espejos recién iniciada se vio truncada cuando fui a vacunarme hace cuatro días. De repente me encontré rodeado de gente nacida el mismo año que yo. Socorro. Fue como verme reflejado en centenares de cuerpos, mirara hacia donde mirara solamente me veía a mí. Horroroso.

Uno se acerca al vacunódromo de su ciudad con los miedos habituales, que básicamente se agrupan en dos categorías: miedo a los distintos tipos de muerte súbita que esperan agazapados detrás de la aguja y, sobre todo, miedo al todopoderoso Bill Gates, controlador planetario de mentes. La lista de efectos indeseados es larga y si alguno tiene curiosidad yo le remitiría a Miguel Bosé, mi gurú favorito de entre todos los abanderados del pensamiento acientífico. Sin embargo, ni siquiera el señor Bosé, visionario donde los haya, me previno del terrible impacto psicológico que supone verse rodeado de quintos y quintas. «¡Dónde va ese con esa barriga!», «¡Dónde va esa con ese culo!», «¿Has visto a esos dos? Si parecen mis padres»… Nadie abría la boca, pero tanta gente pensando lo mismo cargaba el ambiente, y esas frases y otras parecidas iban de cabeza en cabeza rebotando telepáticamente. Lo dicho, una experiencia terrible.

Señores y señoras. Aquello estaba lleno de señores y señoras.

Esta entrada fue publicada en Costa Parda, Pienso, luego... y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .