Soweto

Soweto mapToda la vida pensando que Soweto era un palabro zulú y resulta que no es más que el acrónimo de South Western Townships. Alguien me dijo que conocer la historia de los asentamientos del suroeste de la ciudad de Johannesburgo, aquellos que más tarde formarían Soweto, era imprescindible para tener una idea del por qué de muchas cosas en este país. Y por allí estuve el fin de semana pasado.

Soweto

Orlando Towers

Con la llegada al poder del Partido Nacional en 1948 y la instauración del apartheid -voz afrikáans que significa segregación racial- el ritmo de los desalojos se incrementó, y la población negra se vio forzada a abandonar las áreas oficialmente designadas como «blancas». En lugares como Soweto miles de trabajadores y sus familias se vieron obligados a hacinarse en condiciones lamentables, mano de obra barata que sostenía el crecimiento minero e industrial del país.

Soweto es un símbolo de la resistencia contra el apartheid, un lugar desde el que se impulsaron muchos cambios y en el que muchas cosas han cambiado, pero donde los impactos de bala en la iglesia Regina Mundi impiden olvidar lo mucho que costó conseguirlo, y donde las enormes bolsas de pobreza que aún persisten recuerdan lo mucho que queda por hacer.

De vuelta a casa, el paisaje machacado por la minería me hizo pensar en la cantidad de gente que se habría dejado el pellejo arrancando el oro de la tierra para engordar el bolsillo de unos pocos. Y desfilaron por mi cabeza uno a uno los versos de «Blue Sky Mine» de los Midnight Oil.

Los australianos Midnight Oil estuvieron dando guerra todo el último cuarto del siglo pasado. Estos tipos, además de formar una buenísima banda de rock, demostraron auténtica conciencia social y ambiental en una época en la que todavía no estaba de moda, cuando no era una estrategia de marketing quiero decir. Si os apetece escuhar algo de esta gente os recomiendo que empecéis por el álbum «Diesel and Dust», es de 1987 y allí podéis encontrar cancionazas como «Beds are Burning» o «The Dead Heart». De todas formas ya buscaré yo la excusa para traerlas por aquí otro día.

Y esto fue Sudáfrica, con Soweto digo adiós. Levanté el vuelo de UK con retraso y las golondrinas ya estaban esperándome aquí. Ahora en cambio seré yo la avanzadilla y en la fría Europa aguardaré a mis aladas amigas… Pero solo lo justo para decir hola antes de echar a volar otra vez.

Esta entrada fue publicada en South Africa. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.