Platform 9 3/4

Es el andén desde el que se toma el Expreso de Hogwarts y está en la estación de King’s Cross. Los camaradas de Harry Potter se reservan el derecho de admisión y cualquiera que no sea mago e intente cruzar se estampará contra el muro; como yo por ejemplo (véase gráfico adjunto).

En los cuatro años que llevo metido a fondo en esto mi win rate no ha dejado de descender. La secuencia desde 2011 a 2014 no debe ser muy diferente de la que sigue: 2,2 bb/100 en 2011; 1,5 bb/100 en 2012; 0,8 bb/100 en 2013; 0,1 bb/100 en 2014. Esta última cifra es solo una estimación porque ni siquiera estoy seguro de terminar el presente ejercicio -vaya morcilla burocrática que he colado-  por encima de 0.

Recuerdo haber hecho de niño unos cuantos tests de inteligencia y todavía no se me ha olvidado lo negado que era en los ejercicios que tenían que ver con series numéricas. Supongo que si los psicólogos me pusieron la etiqueta de normalucho y no la de bobo de baba fue porque las pruebas relacionadas con lenguaje y percepción espacial no las hacía demasiado mal. Con todo, la sucesión del párrafo anterior es tan facilona que hasta un mendrugo matemático como yo se atrevería a decir que en 2015 está esperando agazapado un win rate negativo. ¿-0,6 bb/100? Cualquiera sabe, esto tampoco es una ciencia exacta y para conocer la magnitud de los números rojos que me acechan haría falta una bola de cristal como las que gastan en Hogwards.

Los rakeback Pros, es decir, los jornaleros del Texas Hold’em, somos al poker lo que los parias a la India, o sea, los últimos monitos, poco menos que un desprestigio para la profesión. Pero lo que la gente no sabe es que también tenemos nuestro puntito de orgullo y, aunque hayamos hecho del rakeback nuestro modo de vida, no nos gusta palmar pasta en las mesas. Yo por lo menos lo detesto y voy a intentar poner los medios para que eso no llegue a suceder.

En lo que queda de año no tengo previsto jugar mucho más por tres razones. Primero porque calculo que solo necesitaré dos semanas para cumplir los objetivos de rake marcados para 2014 (espero tenerlo todo listo sobre el 18 de noviembre o así), y a partir de ahí no tendría mucho sentido seguir porque un Pro del rake sin rake es como una cerveza sin alcohol: un sinsentido. La segunda razón es de tipo técnico y tiene que ver con que finalmente me paso al HM2 -¿o ya se llegan por el HM3?-, y puesto en cambios adoptaré también el nuevo HUD kilométrico de Educa. Hasta que no me habitúe bajaré la dosis diaria de mesas y aprovecharé el parón de juego y el nuevo software para recomponer un poco las ideas e intentar levantar el morro antes de estrellarme. Y por último hay algunos asuntillos logísticos que ya os iré contando esta semana.

Esta entrada fue publicada en Algo de poker, Resultados. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.