Archivo de la etiqueta: Pánico a una muerte ridícula

Otto, el veterinario

No quería despedirme de Palermo sin dedicarle una entrada a mi vecino Otto. Y esta, que es la suya, servirá para poner punto y final a Buenos Aires. Otto, de gesto siempre amable y bata blanca llena de lamparones, es … Seguir leyendo

Publicado en Matt "El viajero", Porteño | Etiquetado , , | Deja un comentario

Darwinismo social

El piso que alquilé en Porto venía con vistas al Duero y televisión por cable de serie. Ambos extras estaban incluidos en el precio y tenías que pagar por ellos los quisieras o no. En aquella época ya hacía muchos … Seguir leyendo

Publicado en Pienso, luego... | Etiquetado , , , , , , | 2 comentarios