Duros pero no tanto

A lo largo de este siglo mi casa y yo hemos ido envejeciendo juntos. En realidad más separados que juntos porque yo he pasado mucho más tiempo fuera que dentro, pero quiero decir que los años se nos han ido echando encima a los dos. A la vuelta de cada viaje siempre descubría en el techo una grieta más larga que la anterior, nuevas huellas de humedad bajo alguna de las ventanas o las típicas y fastidiosas invasiones de moho entre los azulejos del cuarto de baño. Por otro lado ella habrá ido viendo en mí más canas y arrugas en cada uno de mis regresos, aunque nunca se atreviera a decírmelo.

Al margen de toda esa decadencia compartida se mantuvieron los indestructibles vasos que compré en el IKEA cuando me mudé aquí. Lo de envejecer parecía no ir con ellos. Duros como piedras, hicieron temblar al mismísimo gres del piso cada vez que se me cayeron al suelo y ni se inmutaron. Otros miembros de la vajilla fueron desfilando por la cocina, cumpliendo con su cometido y muriendo, pero estos vasos, hechos en Italia según aparece tatuado en sus respectivos culos, siempre me dieron la impresión de ser inmortales. Hasta ayer.

A uno de ellos el último calentón del lavavajillas pareció sentarle mal y se rajó. Y a mí entonces, triste como estaba por la inesperada pérdida, me dio por pensar en cosas aún más tristes. Y recordé un artículo en el que Stephen Hawking teorizaba acerca de la muerte de los agujeros negros. En él decía que hasta los tipos más duros del universo terminarán por evaporarse y desaparecer, gota a gota, deshechos por la implacable radiación que hoy lleva su nombre.

Vasos del IKEA, agujeros negros… No es necesario tener el cociente intelectual del fallecido científico inglés para saber por dónde van los tiros. Hacer lo que hemos venido a hacer antes de que sea demasiado tarde es lo único en nuestra mano. Dicho sea sin ánimo de atosigar a nadie.

Esta entrada fue publicada en Costa Parda, Pienso, luego... y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .