Archienemigos

A los piragüistas no se nos conocen depredadores naturales, al menos no en el Pisuerga. Es cierto que compartimos hábitat con las ocas, aves peleonas donde las haya y más ahora en temporada de cría. Pero nos respetamos mutuamente. Desde la orilla y para el ojo no entrenado las líneas pueden parecer invisibles, sin embargo ahí están, y tanto ellas como nosotros las tenemos claras. Invadir sus aguas territoriales y recibir una buena ración de picotazos es todo uno. En fin, nada especialmente grave, un recordatorio en forma de rosario de cardenales que viene muy bien para no volver a pasarse de listo.

Poco que añadir aparte de lo dicho. Por debajo de la superficie tenemos lucios y tortugas de orejas rojas que llegado el caso pueden tirarte algún mordisquito para probar cómo estás de sal. Vecinos con dientes. Sin más

Los verdaderos enemigos de los piragüistas no son las aves ni los peces, y tampoco los reptiles. Son los pescadores. Sujetos como el espécimen de la foto: varones de mediana edad, más o menos calvos y con todo el tiempo libre del mundo. Ya de buena mañana se distribuyen a diestro y siniestro por ambas márgenes, y ahí se quedan, sin moverse, obligándonos a remar con cien ojos para no acabar enredados en los sedales. Todo un engorro.

Nunca les he preguntado por qué prefieren venir al río a aburrirse en lugar de quedarse aburridos en sus casas. Pero de este verano no pasa, me come la curiosidad.

Esta entrada fue publicada en Costa Parda. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .