Smint

Esta entrada no está patrocinada por Smint aunque pueda parecerlo por el título y la foto. Nada de eso, al revés, yo venía a advertir al personal, al menos al personal con personalidad adictiva, para que ni se acerque a unos caramelitos que enganchan a la primera. Ya es tarde para mí, maldita la hora, por qué empezaría. En las molonas cajitas de metal donde se envasan nada se dice sobre su composición, pero si no es nicotina lo que llevan debe de ser alguna sustancia chunga parecida.

Quentin Tarantino es mi director de cine favorito, creo que esto no os lo había contado nunca. He visto todas sus películas unas cuantas veces y yo diría que me he tragado también la mayor parte de las entrevistas que ocasionalmente ha concedido en televisión. Y no sé si admirarle más por su genialidad detrás de las cámaras, como director, o por su talento como entrevistado delante de ellas; en concreto por su talento para aparecer siempre puesto con la cantidad justa de cocaína en los platós de TV. Aristóteles dijo hace más de dos milenios que en el medio estaba la virtud y Tarantino vino en el siglo XX a ponerlo en práctica. Él es un genio y por eso ni se pasa ni se queda corto, pero que nadie piense que es sencillo, para el grueso de los mortales no lo es y para mí nunca lo ha sido tampoco. En fin, espero salir de esta porque después de haber ido saltando de unas adicciones a otras sería tristísimo morir ahora por sobredosis de caramelos Smint.

Esta entrada fue publicada en Pienso, luego... y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .