Aguantando el tirón

Llevo ya tanto tiempo curvando las leyes de la dispersión estadística sin llegar a romperlas que he empezado a pensar que son de chicle.  Y dale molino, porque este año no solo no he subido mi mortecino win rate sino que además me he permitido el lujo de recortar el volumen de juego un 25% respecto al anterior (ni siquiera he llegado a las 600k manos en 2015). Así de chulo soy.

En Sudáfrica había demasiadas cosas que ver, y cada vez que intentabas resistirte siempre venía alguien con la copla de que aquello estaba a más de diez mil kilómetros de casa y que si dejabas pasar la oportunidad de conocer tal lugar o tal otro después te arrepentirías. Entre la contundencia de ese argumento y la contrastada incapacidad del menda para decir que no, pues eso, muy poco poker. En mi descargo debo decir que los cortes eléctricos casi diarios y la penosa conexión a Internet tampoco facilitaban la tarea. Para terminar de empeorar las cosas un mes antes de dejar el país recibí dos desasosegantes chivatazos: primero el casero me confesó que la casa en la que yo estaba había sido desvalijada unas semanas antes de mi llegada… ¿de qué servía tanta seguridad privada y tanto vallado electrificado si luego los cacos se llevaban hasta los ceniceros? -eso fue lo que pensé, pero no encontré la manera de decírselo porque siempre echo en falta el subjuntivo para hablar de estas cosas en inglés-; y al día siguiente o dos días después, no lo recuerdo bien, fue cuando me enteré de que el juego online en Sudáfrica era un delito penado con hasta diez años de cárcel. Ustedes comprenderán que en ese sinvivir no hay quien se concentre.

En México rige lo dicho para Sudáfrica en lo que respecta al improbable retorno y a las mil cosas que conocer allí. Además la humedad y el calorazo yucateco tampoco invitaban al grindeo.

Para intentar justificar la caótica gráfica inglesa había pensado basar mi defensa en los problemas técnicos derivados del cambio de portátil, sistema operativo, tracker y HUD… También puedo alegar dificultades metodológicas en la asimilación de la MSS, estrategia en la que estoy haciendo mis primeros pinitos. Ya, yo también tengo la impresión de que todo esto no resulta muy convincente.

Emplear más de un párrafo de excusas por país ya hubiera sido abusar de vuestra paciencia, mejor voy a dar por terminada aquí esta entrada pucelana que hace las veces de balance del año que termina. Sobresaltos pokeriles pero calma chicha por lo demás, he encontrado todo en orden en casa, todo excepto el buzón: a las habituales cartas de amor del banco y a la publicidad que siempre acaba colándose, esta vez se ha sumado una tonelada de propaganda electoral; nada grave, dos viajes hasta el contenedor de papel y solucionado.

Esta entrada fue publicada en Algo de poker, Resultados. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Aguantando el tirón

  1. bj dijo:

    Lástima que el tema portugués haya sido un fiasco, supongo que lo tendrías en mente como futurible tan cerca de casa.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.