Lencería fina

Pocas entradas en este blog -quien dice pocas dice ninguna- cumplen con las expectativas generadas por sus respectivos títulos, y mucho me temo que este post no va a ser la excepción. Es posible que corra sangre sensacionalista por mis venas pero si es así os juro que no soy consciente de ello, porque en el diario de Gobo el mayor lujo tipográfico -así diría un periodista de raza- se reserva exclusivamente para el titular que mejor puede anunciar lo que viene detrás, sin ánimo de confundir al personal; otra cosa distinta es que vuestras mentes calenturientas os lleven por otros derroteros. De cualquier forma ahí va la historieta tal y como me pasó, aunque introduciendo la narración en tercera persona para darle más carga dramática del relato.

Completado por enésima vez el tedioso ritual de arrastrar la maleta desde el aeropuerto hasta la nueva madriguera, el jugador hincó la rodilla en el suelo y se dispuso a abrirla: clip-clap, clip-clap, clip-clap… antes de liberar el cuarto y último cierre había que tomar aire y cruzar los dedos, con los meneos que se llevan los pobres equipajes de los tahúres trotamundos siempre existía la posibilidad de encontrar hecha fosfatina la oficina viajera: que si un monitor cascado, que si un ratón difunto, que si vaya usted a saber. 1,2, 3 y… ¡clip-clap! Braguitas y sostenes.

Todos nos hemos quedado pasmados alguna vez ante un desfile de lencería femenina público o privado pero yo anteayer batí el récord mundial de pasmamiento en ese trance, y eso que el braguerío venía sin chavala. Mira que tengo una maleta rara, pero rara, rara, pues quiso la casualidad que la propietaria de la única Lencería finamaleta idéntica a la mía en todo el planeta y yo fuésemos a coincidir en el mismo vuelo. Me he quedado con ganas de conocer a la diosa griega dueña de esos trapitos, pero convencido estoy de que ella se habrá quedado con más ganas aún de conocerme a mí, más que nada porque el responsable del cambiazo involuntario fui yo. Seguro que cuando la tipa abrió una maleta llena de cables y artilugios varios hubiera dado cualquier cosa por tener delante al fricazo que se llevó sus bragas para partirle la cara.

Dos días se me han ido tirando de teléfono y yendo y viniendo al aeropuerto para tratar de desfacer el entuerto, y hace un ratillo no más que he rescatado sano y salvo mi querido equipaje grindero. Confío en que la moza haya recuperado también el suyo y que no me guarde rencor. Por cierto, que casi me voy sin decirlo: ahora vivo en la ciudad de Mérida, en el estado de Yucatán, en México lindo.

Esta entrada fue publicada en México lindo, Preparados, listos.... Guarda el enlace permanente.

14 respuestas a Lencería fina

  1. chivutaru dijo:

    Eres mi idolo tron ! Yo de mayor quiero ser como tú.

  2. Pedro dijo:

    Macho en México ni comentes a lo que te dedicas porque serás pasto de secuestradres. No es broma!

  3. fran dijo:

    Piensa que puede que fuera un «bicho». La ley de Murphy es lo que tiene…

  4. mrtynkyn dijo:

    Como ha quedado el balance de sudafrica ? Calidad de vida , gente ,cultura , etc
    Volverias ?
    Bienvenidos a las americas !

    • josigrock dijo:

      El listón sudafricano ha quedado muy alto y, aunque por cuestiones legales no sea un buen destino para darle al poker, sí volvería como turista. Kruger y Cape Town me gustaron especialmente… pero Méjico de momento promete más y mejor.

  5. bj dijo:

    Buenoo no me esperaba México, dije Brasil porqué seguí la pista sudamericana, y te fuiste a norteamérica.
    No quiero volver a ser pájaro de mal agüero pero…supongo que estarás al tanto del proceso regulatorio, las últimas noticias que tuve fueron que se implantaría este año y que la liquidez sería cerrada…¿sabes algo más?

  6. Carlos Dario Tinca dijo:

    Exitos en el pais de chespirito.

  7. bj dijo:

    Buena zona, estuve hace unos años por la Riviera Maya y la gente muy amable. Muchas cosas por visitar (demasiadas para grindar regularmente jejeje) y seguro que encuentras un montón de grinders.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.