El Ejército del Aire se hace con los servicios de 12 Angry Birds

«Ahora sí que nuestro espacio aéreo está verdaderamente protegido». Así de contundente se mostró el Jefe de Estado Mayor del Ejército del Aire, General Alicórtez, en declaraciones ofrecidas esta mañana en rueda de prensa con motivo de la reciente adquisición de 12 Angry Birds por parte del Ministerio de Defensa.

Angry Birds«Hemos cogido dos de cada», confirmó el General señalando a la fotografía que ilustraba su exposición. «Aunque nuestra primera intención era comprar solamente 8, o 10 a to’ tirar, al final nos han liado y hemos pillado una docena porque el representante de la compañía que distribuye estos bichejos dijo que así podía hacernos precio». «Ya saben ustedes como son los comerciales», añadió en tono jocoso, «que venden hasta a su madre».

A preguntas de los informadores sobre el por qué de esta novedosa apuesta por armamento tan poco convencional, Alicórtez se justificó diciendo que los F-18 eran carísimos, difíciles de pilotar y que además consumían un montón porque los americanos se empeñaban en no sacar versiones Diesel. «Y si el precio de los cazas está por las nubes no les quiero ni contar el de los bombarderos, es directamente prohibitivo en estos tiempos de crisis», continuó explicando el General para terminar lamentándose por los recortes presupuestarios en su Ministerio. «Así que, a falta de B-52s, hemos comprado un par de pájaros blancos, de esos que ponen huevos explosivos, y otros dos negros que llegado el caso pueden hacer el kamikaze», aclaró. Preguntado por el coste de la operación, Alicórtez se limitó a decir: «No piensen ustedes que los Angry Birds los regalan, aunque desde el Ministerio confiamos en amortizar pronto la inversión siempre y cuando no se dispare el precio del alpiste».

Off the record, el Jefe de Estado Mayor del Ejército del Aire reconoció estar harto de tantas apreturas económicas y se sinceró ante un pequeño grupo de periodistas: «Ya podrían recortar más en educación, cultura y toda esa mierda que no sirve para nada». Sobre eventuales protestas de Birdlife y de otras asociaciones defensoras de los animales, Alicórtez se despidió diciendo que se la traía floja lo que pudieran decir cuatro ecologistas rojazos y que ya iba haciendo falta otra guerra en España para barrer a toda esa basura.

Esta entrada fue publicada en Mi Mundillo Today. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.