Pues va a ser verdad que trae suerte

Esta mañana nada más pisar la calle me ha acertado una gaviota de pleno. No había dado ni veinte pasos cuando ¡zas!, en toda la chepa. Tuvo mucho mérito el pajarraco porque yo salía de casa bastante deprisa y aun así se las apañó para hacer blanco. Ayer os decía que por aquí abundan dos especies de gaviota: Chroicocephalus ridibundus y Larus michahellis; así, en latín, para que se vea que los jugadores de poker somos gente leída y no tahúres degenerados como nos pintan por ahí. Bueno, pues fue la segunda, la más grande. Por si lo está leyendo alguien de tierra adentro que se imagine una gallina voladora (casi casi son del mismo tamaño). Cuento todo esto para que os hagáis una idea del calibre del proyectil.

Y ahí pensé que comenzaba otro día de poker glorioso. Todavía no se me ha olvidado aquel beautiful day donde todo fue yendo de mal en peor. Pero no, va a ser cierto que estas cosas dan suerte.

Suerte TodaySuerte_Larus_michahellisEsta

Esta entrada fue publicada en Algo de poker, Porto. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.